NEWBORN BABY

Source: AMELIE-BENOIST /BSIP / Getty

Una bebé de cinco meses de edad, que viajó con su madre en la caravana de migrantes centroamericanos, fue hospitalizada por neumonía tras pasar cinco días en las heladas celdas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés). La madre atribuyó la enfermedad a las malas condiciones en que tuvieron a su pequeña, según ha reportado la cadena NBC.

Los médicos le han dicho a la madre que se prepare para la posibilidad de que su bebé vaya a morir en las próximas horas.

La madre hondureña, que pidió no ser identificada porque está huyendo de una pareja abusiva, dijo que llegó a los Estados Unidos con su hija el 12 de diciembre de 2018. Agentes de la Patrulla Fronteriza los detuvieron cerca de Tijuana y ella pidió asilo.

La madre de 23 años dijo que la salud de su bebé comenzó a deteriorarse mientras estaba en una celda en San Ysidro, California. Las dos fueron colocadas en celdas de retención que los migrantes llaman hieleras o congeladoras. La madre describió las condiciones como de “congelación”, bajo de la custodia de la CBP.

Después de cinco días, la madre pasó su entrevista de miedo creíble y fue liberada con su bebé a una iglesia de San Diego que actualmente opera como un refugio para migrantes.

La bebé nunca recibió atención médica mientras estuvo bajo la custodia de la CBP.

El 17 de diciembre de 2018, la madre y su bebé volaron a Carolina del Norte, donde tiene familia, y al día siguiente, la salud de su pequeña siguió empeorando y, en un momento, dejó de respirar brevemente.

La infante está recibiendo tratamiento en el Southeastern Regional Medical Center en Lumberton, Carolina del Norte.

×