US-POLITICS-CONGRESS-SHUTDOWN

Source: SAUL LOEB / Getty

El presidente Trump abogó de nuevo por la construcción del muro fronterizo, a pesar de que el actual desacuerdo sobre el financiamiento del mismo podría ocasionar el cierre de partes del gobierno federal a la medianoche del viernes. Legisladores de ambos partidos en el Congreso se resisten a aprobar los 5.000 millones de dólares que solicitó el mandatario para cumplir su promesa de campaña.

El mandatario escribió esta mañana en Twitter: “Cada vez que escuche a un demócrata decir que puede tener una buena Seguridad Fronteriza sin un Muro, márquelos como otro político que sigue la línea del partido. ¡Es hora de ahorrar miles de millones de dólares al año y, al mismo tiempo, tener una mayor seguridad y control!

Vamos a hacer lo que sea necesario para construir el muro fronterizo para detener esta crisis de inmigración ilegal”, dijo el domingo el asesor principal de la Casa Blanca, Stephen Miller.

Cuando se le preguntó si eso significaba llegar a un cierre del gobierno, respondió que “si se trata de eso, absolutamente”.

El presidente Donald Trump dijo la semana pasada que estaría “orgulloso” de que haya un cierre de gobierno para que el Congreso apruebe el financiamiento solicitado, pero el mandatario no tiene los votos necesarios de los congresistas para lograrlo.

Los dos partidos políticos más importantes en el Congreso, controlado por los republicanos, han sugerido que Trump probablemente tendría que dar el siguiente paso para salir de la encrucijada. Los representantes en la Cámara están de descanso prolongado hasta el miércoles por la noche y los senadores regresan hoy después de tres días de ausencia.

Los líderes demócratas del Congreso, el senador Chuck Schumer y la representante Nancy Pelosi, han propuesto no más de $1.6 mil millones, como se describe en un proyecto de ley bipartidista del Senado. El dinero no iría para el muro, sino para mejoras de cercas y otras medidas de seguridad en la frontera. Los demócratas también ofrecieron simplemente mantener la financiación en su nivel actual, $1.3 mil millones.

Sin mostrar signos de ceder, Schumer dijo el domingo que era decisión de Trump decidir si el gobierno federal cerrará parcialmente, y enviará a miles de empleados federales a sus hogares sin paga durante los días festivos.

Cerca de una cuarta parte del gobierno se vería afectada, incluidos los departamentos de Seguridad Nacional, Transporte, Agricultura, Estado y Justicia, así como los parques nacionales.

“Él no va a tener el muro en ninguna forma”, dijo Schumer.

Trump no ha aceptado ni rechazado la propuesta de los demócratas quienes aseguraron que el mandatario dijo que le echaría un vistazo. Trump necesitará los votos demócratas de cualquier manera, ahora o en el nuevo año, para su aprobación.

El senador de Wyoming John Barrasso, el republicano número tres en el Senado, dijo que los republicanos tienen la esperanza de que puedan presentar una propuesta que pueda ser aceptable para Trump y que pase en ambas cámaras. Sugirió que podría tomar la forma de un proyecto de ley provisional que extienda el financiamiento hasta enero o un proyecto de ley a más largo plazo que incluya dinero para la seguridad de la frontera.

“Hay muchas cosas que debes hacer con la seguridad fronteriza”, dijo. “Uno es una barrera física, pero también la tecnología, la mano de obra, la aplicación de la ley, todas esas cosas, y nuestras leyes actuales son, de alguna manera, un incentivo para que las personas vengan ilegalmente a este país y corren un gran riesgo y posiblemente un gran daño”.

La senadora republicana Susan Collins de Maine instó a los senadores a revisar un proyecto de ley que ayudó a impulsar a principios de este año que proporcionaría $2.5 mil millones para la seguridad fronteriza, incluidas las barreras físicas, la tecnología y los agentes de patrulla fronteriza.

Schumer se negó a decir si los demócratas estarían dispuestos a considerar propuestas distintas a las dos opciones que él y Pelosi ofrecían.

Los republicanos “deberían unirse a nosotros en una de estas dos propuestas, que obtendrían más que suficientes votos y evitarían un cierre”, dijo Schumer. “Entonces, si el presidente quiere debatir el muro el año que viene, puede hacerlo. No creo que lo consiga. Pero no debería usar a los trabajadores inocentes como rehenes para su rabieta”.

Miller y Barrasso hablaron en el programa “Face the Nation” de CBS, Schumer fue entrevistado en “Meet the Press” de NBC y Collins estuvo en “This Week” de ABC.

×