Leave a comment
Admitted to US

Source: Adrienne Bresnahan / Getty

Inmigrantes que desean trabajar aquí, turistas que vienen de visita, familiares que quieren venir a vivir con sus padres, hijos o hermanos, e incluso residentes legales que buscan afianzar sus raíces en este país… todos ellos han optado por la vía legal para labrarse un futuro en Estados Unidos, pero muchos están comprobando como los Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, en inglés) rechazan sus peticiones. La tasa de denegaciones es la más alta de la historia, según un estudio de la organización pro-inmigrantes Cato Institute.

El informe, elaborado a partir de datos oficiales de USCIS, refleja como las autorizaciones de visados de trabajo, green cards e incluso permisos para turistas cayeron un 37% en 2018 respecto a 2016, el último año de presidencia del demócrata Barack Obama, y están en su nivel mínimo desde que existen registros.

La tasa de denegaciones lleva años creciendo, pero con Trump en la Casa Blanca se ha disparado hasta el 11,3%. Es decir, una de cada 10 peticiones son rechazadas. En total, fueron denegadas 620.000 peticiones; son 155.000 más que en 2016, con Obama en la presidencia. Pero esa es la estadística general: examinando cada tipo de permiso en particular, las cifras son aún más llamativas.

Así, por ejemplo, el rechazo de permisos a residentes para salir del país sin perder la green card ha pasado del 7,2% en 2016 al 18,1% en 2018. También se ha disparado la denegación de visados para trabajadores temporales (mucamas, agricultores, informáticos, ingenieros, etcétera), del 16,8% al 22,6%. La denegación de autorizaciones de trabajo, en general, ha crecido del 6% al 9,6%. Y el rechazo de familiares de residentes o ciudadanos que quieren conseguir su green card ha pasado del 10,2% al 13%.

Este incremento en las denegaciones “es suficientemente significativo como para pensar que el Congreso ha aprobado nuevas leyes cambiando los requerimiento, pero sabemos que no ha sido así”, ha indicado el abogado de inmigración Greg Siskind al diario el diario The New York Times.

[NOTA: Como es habitual, en este estudio no se comparan años naturales sino fiscales (es decir, desde octubre hasta septiembre); y, en esta ocasión, se toman en cuenta los primeros nueve meses de 2018, porque no hay datos disponibles aún de todo el año fiscal, y se proyectan para predecir el periodo completo. Las estadísticas no incluyen además la cancelación del Estado de Protección Temporal (TPS, en inglés) o de la Condición de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que el Gobierno presidido por Donald Trump está intentando eliminar. Con ellas, la tasa de denegaciones sería aún mayor.]

comments – add yours
×