Leave a comment

Un grupo de varias decenas de personas se ha concentrado este miércoles por la noche frente a la Delegación Municipal de Playas de Tijuana (Tijuana) donde desde el pasado domingo ha llegado una avanzadilla de alrededor de 800 integrantes de la caravana migrante en su camino hacia Estados Unidos. Según reporta Edgar Muñoz para Noticias Telemundo, los locales dicen que tienen miedo de que los migrantes se instalen por meses en la localidad. Están preocupados ante la posibilidad de que se ponga en riesgo la seguridad de sus familias, que aumenten los delitos y que la situación se vuelva caótica.

No obstante, no todo ha sido rechazo. Los primeros en llegar a Tijuana recibieron una cálida bienvenida. Muchos de los albergues locales, que ya están llenos, hicieron hueco para acoger a más personas. Los migrantes hicieron fila para recibir comida mientras los médicos atendieron a los que sufrían resfriados. Otros improvisaron campamentos en plazas y bajo puentes en la zona de Playas de Tijuana para pasar la noche. Algunos residentes se acercaron a para ofrecerles tacos. En esta zona, se reunieron el miércoles al mediodía entre 250 y 300 migrantes, procedentes principalmente de Honduras, entre ellos mujeres y niños.

Román Villa sujetaba anoche en la protesta una bandera de México. “Por que a ellos sí se les da apoyo y a nosotros no. Es injusto. Nosotros aquí tenemos mucha necesidad. Hay mucha gente pobre”, opina. Otro vecino se sumaba al argumento de Villa. Se ha concentrado frente al edificio institucional para expresar su rechazo a que los migrantes se queden mucho tiempo. El conflicto puede ponerse más tenso en los próximos días ya que el número de migrantes que llega a Tijuana aumenta a diario. Olimpo Hernández, representante del Consejo Estatal del Migrante, comentó que se está preparando un espacio para atender a los miles de extranjeros que se supone estarán por tiempo indefinido, aunque no precisó dónde se encuentra ese sitio.

“Si se establecen aquí la inseguridad puede aumentar. Sabemos que no se les puede dar empleo a corto plazo”, opina Rogelio Nieves, residente de Playas de Tijuana, y señala que ante las dificultades que enfrentar para cruzar la frontera de Estados Unidos, los migrantes pueden verse abocados a delinquir. El secretario de desarrollo económico de la ciudad dijo que existen unos 3.000 empleos para los migrantes que quieran permanecer allí.

El hondureño Henry Salinas, de 30 años de edad, planeaba dormir al aire libre en unas tiendas de campaña en una plazuela de Playas de Tijuana. Su plan es esperar a que llegue el grueso de la caravana y que esperaba brincar en grupo el muro fronterizo, superando en número a los agentes de la Patrulla Fronteriza. Una docena de entrevistados por la agencia AP el miércoles tienen previsto hacer lo mismo.

La mayor parte de la caravana se encuentra a unas 1.100 millas de la frontera. El padre Miguel Ángel Soto, director de la Casa del Migrante en Culiacán, Sinaloa, dijo que unos 2.000 migrantes han llegado al área este miércoles.

Según reporta la agencia EFE, algunos ciudadanos han hecho una llamamiento a través de las redes sociales para realizar una manifestación el próximo domingo en una de las principales intersecciones de la ciudad para exigir a las autoridades que saquen de la ciudad a los extranjeros, amenazando que, de no hacerlo, tomarán medidas ellos mismos.

México ha ofrecido refugio, asilo y visas de trabajo a los migrantes, y el lunes su gobierno informó que otorgó 2.697 visas temporales a individuos y familias, brindándoles cobertura durante el proceso de solicitud de 45 días en un intento por obtener un estatus de mayor permanencia. Alrededor de 533 migrantes solicitaron un regreso voluntario a sus países, reportó el gobierno.

comments – add yours
×