MEXICO-HONDURAS-US-MIGRATION

Source: GUILLERMO ARIAS / Getty

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este lunes su intención de construir “ciudades de carpas” donde detener a los miembros de la caravana migrante y a los centroamericanos que pidan asilo mientras se resuelven sus solicitudes. “Cuando se den cuenta de que pasa eso, vamos a tener mucha menos gente viniendo”, ha dicho el presidente en una entrevista en Fox News.

 

“Vamos a construir ciudades de carpas, vamos a poner carpas por todos lados, no vamos a construir estructuras, gastar cientos de millones de dólares, vamos a tener carpas, van a ser muy bonitas, y (los migrantes) van a esperar, y si no reciben asilo se van a ir”, ha dicho el presidente. Según el protocolo actual, los migrantes que resuelven sus casos de selección inicial son frecuentemente liberados hasta que se deciden sus casos en un tribunal de inmigración, que puede demorar varios años.

 

Trump ha recordado que la mayoría de las solicitudes de asilo de centroamericanos, cerca de un 80 %, son rechazadas por EE.UU, pero que “nadie aparece” en las audiencias que pueden celebrarse años después de su llegada al país. “Si van a esperar, normalmente no reciben asilo”, apunta.

 

El mandatario insistió en que “muchos miembros de bandas y gente muy mala” están “mezclados” en la caravana, y advirtió de que Washington “no admitirá” a los migrantes. Como ya ha hecho en otras ocasiones, sin dar más detalles. Este lunes dijo en Twitter: “Regrese, no será admitido en los Estados Unidos a menos que pase por el proceso legal. Esta es una invasión de nuestro país y nuestro Ejército te está esperando!”.

El Gobierno de Trump ha anunciado este lunes el envío de 5.200 soldados a la frontera sur del paíspara responder a la llegada de miles de migrantes centroamericanos que avanzan por México en dirección norte en dos caravanas. Terrence J. O´Shaugnessy, comandante del Mando Norte del Departamento de Defensa, dijo que 800 militares ya habían partido hacia la frontera suroeste del país y confirmó que la cifra aumentaría para finales de semana.

 

Unas 4,000  integran ahora la primera caravana de migrantes, que partió el 13 de octubre de San Pedro Sula, en Honduras y que actualmente marcha por México, tras pasar por Guatemala. Huyen de la falta de oportunidades, la corrupción y la violencia. Su objetivo es llegar a EE.UU para pedir asilo. Un segundo convoy, formado por 1.500 migrantes, cruzó este lunes a pie el río Suchiate, que separa Guatemala de México. En los próximos días, se prevé la llegada a México de otra caravana de salvadoreños que este domingo abandonaron su país con intención de llegar a territorio estadounidense,

×