Leave a comment

Michael está provocando inundaciones repentinas en Carolina del Norte y Virginia que pueden resultar mortales, según el Centro Nacional de Huracanes.

La tormenta tropical, con vientos de hasta 50 millas por hora, se encuentra a 20 millas de Raleigh (Carolina del Norte) y se mueve cada vez más deprisa hacia el noreste; llegará a Virginia a última hora del jueves, y regresará durante la noche al océano Atlántico, donde volverá a ganar fuerza en su camino hacia Europa.

Los vientos de galerna afectan a un área de 230 millas, en gran parte en el océano puesto que el huracán se encuentra ya cerca de la costa, lo que está provocando marejadas ciclónicas e inundaciones de hasta cuatro pies de altura en Carolina del Norte. Se registrarán además hasta nueve pulgadas de lluvia en las Carolinas y Virginia, y tornados aislados.

En Florida, las autoridades están evaluando los daños causados por Michael, que aterrizó en Panama City el miércoles como huracán de categoría cuatro sobre cinco, y con vientos de hasta 155 millas por hora. Causó inundaciones de hasta 14 pies de altura en Mexico Beach, que ha quedado completamente devastada.

Bloques enteros han quedado destruidos en esta ciudad de un millar de habitantes. En Panama City han sido evacuados los mayores hospitales, y cientos de pacientes han sido trasladados.

Cuatro personas han muerto en Florida, y otras dos en Carolina del Norte y Georgia, ésta última una niña de 11 años.

Un juez federal ha rechazado la petición del Partido Demócrata de ampliar una semana el periodo de registro para votar en las elecciones de noviembre.

comments – add yours
×