A través de Twitter y con un tono bélico, el mandatario le advierte al presidente Rohaní que las consecuencias serán graves si Irán sigue amenazando a EEUU.