El partido donde Argentina quedó al borde de la eliminación a ratos pareció un Clásico. En otros Messi se olvidó de que Rakitic también es culé.

×