Leave a comment

 

The Heart Truth Press Conference

Source: Brian ZAK / Getty

La ex primera dama Laura Bush ha condenado la separación de familias inmigrantes que provoca la aplicación de la política de “tolerancia cero” de la Administración Trump. Bush considera que se trata de una práctica “cruel” e “inmoral”. Esta política, en vigor desde el pasado mayo, busca procesar a todos los inmigrantes que entren de forma ilegal en Estados Unidos, vayan acompañados o no de menores. Este comentario se suma a una ola de rechazo del endurecimiento de la política de inmigración de Estados Unidos del presidente Donald Trump.

“Me rompe el corazón”, así se expresa Bush en una columna para The Washington Post Sunday que ha despertado el interés en las redes sociales. La ex primera dama compara el internamiento de los menores inmigrantes en refugios con los centros de internamiento para japoneses estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. “Aprecio la necesidad de hacer cumplir y proteger nuestras fronteras internacionales, pero esta política de tolerancia cero es cruel”, escribe. Según las últimas cifras, unos 2.000 han sido separados de sus familias en seis semanas entre el pasado abril y mayo.

Ella opina que “el gobierno de EE. UU. no debería estar en el negocio de almacenar niños en las tiendas o hacer planes para colocarlos en tiendas de campaña en el desierto a las afueras de El Paso”. Se refiere a la historia desvelada la semana pasada sobre el antiguo Walmart donde menores inmigrantes indocumentado donde pasan 22 horas por día durante la semana (21 horas los fines de semana) en Brownsville, Texas y la idea del Gobierno de albergar temporalmente a los menores inmigrantes en carpas. “Sabemos que ese tratamiento causa traumas”, señala.

comments – add yours
×