President Trump addresses the nation after the mass shooting in Florida

Source: Anadolu Agency / Getty

La madre de una de las víctimas mortales de la tragedia en la secundaria Santa Fe en Texas dijo tras su encuentro ayer con el presidente Donald Trump, quien visitó a los afectados por la masacre, que hablar con el mandatario fue como hacerlo con un “niño pequeño”.

Rhonda Hart, cuya hija de 14 años, Kimberly Vaughan, fue asesinada en la escuela, reveló a la agencia The Associated Press que Trump usó repetidamente la palabra “loco” para describir al tirador y la gabardina que vestía. Agregó que le increpó a Trump que “tal vez si todos tuvieran acceso a la atención de salud mental, no estaríamos en la situación”.

Hart, una veterana del ejército, señaló que también le sugirió al mandatario emplear a veteranos como centinelas en las escuelas a lo que aseguró que Trump respondió: “¿Y armarlos?”. Ante esa contestación Hart le dijo al presidente “No” y que este “siguió mencionando” armar a los maestros de aula. “Fue como hablar con un niño pequeño”, concluyó Hart.

A los reporteros no se les permitió estar presentes en la reunión.

Mientras el presidente estaba en Texas, la comisión de seguridad escolar de Trump se reunió fuera de Washington, parte de la solución elegida por el mandatario para combatir la marea creciente de derramamiento de sangre después de su breve coqueteo con leyes de armas más duras trasla matanza masiva de febrero en una escuela secundaria en Parkland, Florida.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo que Trump se sintió “conmovido” por el tiroteo en la escuela secundaria Santa Fe,

También el jueves, la Secretaria de Educación Betsy DeVos, a quien Trump puso a cargo de la comisión de seguridad escolar, anunció una subvención de 1 millón al distrito escolar de Santa Fe para ayudar con los esfuerzos de recuperación posteriores al tiroteo.

×