Según el estudio, hay en el ambiente de las guarderías una gran cantidad de compuestos que los niños respiran todos los días y que pueden ser perjudiciales a la salud.

×