Leave a comment
Trump Doctor Harold Bornstein

Source: New York Daily News Archive / Getty

En febrero de 2017, un alto funcionario de la Casa Blanca que fue el guardaespaldas personal de Trump, junto con el abogado principal de la Organización Trump y un tercer hombre se presentaron en la oficina del médico del presidente en Nueva York sin previo aviso y se llevaron todos sus récords médicos.

El incidente, que el Dr. Harold Bornstein describió como una “redada”, tuvo lugar dos días después de que Bornstein le dijera a un periódico que había recetado un medicamento para el crecimiento del cabello al presidente durante años.

En una entrevista exclusiva en su oficina de Park Avenue, Bornstein le dijo a NBC News que se sintió “violado, asustado y triste” cuando Keith Schiller y otro “hombre grande” llegaron a su oficina para recoger los récords del presidente en la mañana del 3 de febrero de 2017.

En ese momento, Schiller, que había trabajado durante mucho tiempo como guardaespaldas de Trump, se desempeñaba como director de operaciones de la Oficina Oval en la Casa Blanca.

“Debieron haber estado aquí durante 25 o 30 minutos. Eso creó mucho caos”, dijo Bornstein, quien describió el incidente como atemorizador.

Una foto enmarcada de 8×10 de Bornstein y Trump que había estado colgada en la pared de la sala de espera ahora yace debajo de una pila de papeles en la parte superior del estante de Bornstein. Bornstein dijo que los hombres le pidieron que la quitara de la pared.

comments – add yours
×