Leave a comment
Martin Tankleff

Source: New York Daily News / Getty

Martin Tankleff tenía 17 años cuando, en septiembre de 1998, fue arrestado por la muerte de sus padres adoptivos, Seymour and Arlene Tankleff, en Nueva York. El detective John McElhone aseguró que el motivo del crimen había sido “una fricción familiar”, por las reglas que sus padres le hacían cumplir. Martin confesó.

La Fiscalía del condado de Suffolk (Nueva York) aseguró durante el juicio que el joven golpeó a sus padres con una pesa y luego “les rajó la garganta y los cuellos como si fueran pedazos de carne”. Confesó después de que un detective le engañara, diciendo que su padre había recuperado la consciencia antes de morir, y le había inculpado. La Fiscalía dijo que los había matado de madrugada desnudo para no mancharse de sangre. Luego llamó al 911.

Martin mantuvo durante el proceso judicial su inocencia, pero fue condenado a 50 años de cárcel.  En 2003, 15 años después, sus hermanos, que dijeron que nunca habían dudado de su inocencia, presentaron nuevas pruebas: un hombre confesó haber conducido a dos asaltantes a la casa de Tankleff en la noche del crimen, y luego les ayudó a huir. Uno de esos supuestos ladrones quemó luego su ropa, según dijo el hombre, que estaba en la misma cárcel de Martin.

En 2004, Martin señaló al posible culpable del crimen: Jerard Steuerman, socio empresarial de su padre. Durante la vista convocada para revisar el caso, numerosos testimonios reforzaron las dudas sobre la culpabilidad del joven, y sobre la actuación de uno de los policías que investigó el caso. En 2008, Martin fue liberado, tras 17 años en prisión. Dos años después, se querelló contra el estado de Nueva York, que acordó pagarle 3,4 millones de dólares.

Este jueves, Martin anunció un acuerdo con el condado de Suffolk para cerrar otra demanda civil que incluía al detective que supuestamente obró de forma irregular. Ha obtenido otros 10 millones de dólares.

comments – add yours
×