Leave a comment
Investigators go over the scene of a fatal accident at Centralia Elementary school where two girls d

Source: Geraldine Wilkins / Getty

Sarah y Jennifer Hart, ambas de 38 años, murieron la semana pasada en un accidente de coche, así como sus hijos adoptados Markis (19), Jeremiah y Abigail (14), cuyos cuerpos se hallaron fuera del vehículo. La camioneta SUV en la que viajaba aceleró hacia un precipicio escénico en California y la policía afirma que el incidente en el que murieron los ocupantes quizá fue intencional. Hay tres menos que siguen desparecidos.

La información recuperada de la computadora del vehículo muestra que se había detenido en una parte plana de tierra antes de que acelerara hacia un empinado flanco rocoso y se desbarrancara desde una altura de unos 30 metros, dijo el capitán Greg Baarts, de la División Norte de la Patrulla de Caminos de California. En una conferencia de prensa el domingo en la noche, Baarts señaló que la información electrónica así como la ausencia de marcas de neumáticos barridos y de otras señales de que el conductor hubiera frenado hizo a las autoridades pensar que lo sucedido fue a propósito.

Cinco integrantes de la familia Hart fueron encontrados muertos. La búsqueda continuó para ubicar a tres menores más que se cree iban en el vehículo cuando se desbarranco por arriba de un mirador costero y cayó sobre rocas más abajo frente al océano Pacífico. El mar quizá arrastró a los menores desaparecidos, según la policía.

“La búsqueda es muy difícil en este lugar específico por la fuerza de las corrientes oceánicas y las mareas; es impredecible, y la turbiedad del agua dificulta la vista”, dijo el capitán Greg Van Patten, portavoz de la jefatura de policía del condado Mendocino.

Conocida como la Tribu Hart, esta familia multirracial a menudo efectuaba viajes espontáneos por tierra para acampar, hacer excursionismo y asistir a festivales y otros eventos, donde ofrecían abrazos y promovían la unidad.

Las autoridades desconocen la fecha exacta en la que se desbarrancó el vehículo. Un automovilista descubrió la camioneta el 26 de marzo, tres días después de que las autoridades de servicio social en el estado de Washington abrieran una investigación al parecer propiciada por un vecino que se quejó de que los menores eran privados de sus alimentos. La policía cree que al menos se incurrió en algún delito menor pero van Patten declinó especificarlo.

Mucho antes del incidente, Sarah Hart se había declarado culpable en 2011 de un cargo de violencia familiar en el condado Douglas, en Minnesota, donde declaró a las autoridades que “su ira se había salido de control” cuando nalgueaba a su hija adoptiva de 6 años, según documentos judiciales.

comments – add yours
×