Leave a comment
Autoridades acordonan el área del último ataque con bomba en Austin, el 19 de marzo de 2018/Reuters

Autoridades acordonan el área del último ataque con bomba en Austin, el 19 de marzo de 2018/Reuters

La policía pidió a los residentes de un vecindario en el sudoeste de Austin que permanezcan en su casa hasta las 10 a.m. (11 a.m. ET) el lunes después de que la cuarta explosión en un mes sacudiera la capital de Texas, hiriendo a dos hombres.

En la conferencia de prensa de la noche del domingo, Brian Manley, jefe de la policía, planteó la posibilidad de que un cable disparara el dispositivo en el condado de Travis.

“No podremos venir al vecindario el lunes”, dijo. “Además de eso, vamos a ir a los residentes del área del Condado de Travis para que permanezcan en sus hogares”.

Los hombres heridos en la explosión del domingo, ambos de unos 20 años, fueron tratados por lesiones que no amenazan la vida, dijeron las autoridades.

Manley le pidió a la comunidad “tener un nivel adicional de vigilancia, y prestar atención a cualquier dispositivo sospechoso, ya sea un paquete, una bolsa, una mochila, todo lo que parezca inusual y no acercarse”.

La policía está trabajando bajo la creencia de que el incidente está relacionado con una serie de atentados con paquetes no resueltos este mes que mataron a dos personas e hirieron a otras dos, aunque eso aún no ha sido confirmado.

Stephen House, de 39 años, fue asesinado la mañana del 2 de marzo y Draylen Mason, de 17, murió la mañana del 12 de marzo. Ambos eran miembros afroamericanos de la misma iglesia, dijo a NBC Noticias la semana pasada Nelson Linder, el presidente local del capítulo NAACP, Asociación para el Avance de las Personas de Color.

comments – add yours
×