Leave a comment
Trump, este martes junto a un prototipo del muro fronterizo en San Diego (California).

Trump, este martes junto a un prototipo del muro fronterizo en San Diego (California).

El presidente, Donald Trump, está abierto a respaldar un acuerdo en el Congreso que proteja a los soñadores de ser deportados a cambio de lograr fondos que eviten un nuevo cierre del Gobierno federal por falta de presupuesto, según ha informado el diario The Washington Post.

Trump está en conversaciones con los líderes republicanos en el Senado y la Cámara de Representantes para sacar adelante un acuerdo “bipartidista”, según ha indicado la agencia de noticias Efe. “El presidente está buscando una solución permanente [para los soñadores], pero está dispuesto a negociar un acuerdo que nos pueda llevar a un primer paso”, ha indicado una fuente oficial anónima, “y que dé una cierta estabilidad, ya sea [tanto] para DACA como para el muro”.

Este acuerdo permitiría sacar adelante un acuerdo presupuestario antes de que el 23 de marzo el Gobierno federal vuelva a quedarse sin dinero. Se trata en cualquier caso de un cambio importante de postura por parte del presidente, que hasta ahora se había negado a respaldar una solución para los soñadores si no se hacía dentro de una reforma global de las leyes migratorias.

Entre las propuestas manejadas por la Casa Blanca está extender dos o tres años el programa DACA a cambio de fondos para el muro, según el citado diario. Esta solución quitaría urgencia al debate migratorio de cara a las elecciones parlamentarias del próximo mes de noviembre, puesto que, en este momento, lo único que separa a los soñadores de la deportación es una decisión judicial.

Trump eliminó DACA el pasado 5 de septiembre, dando seis meses al Congreso para hallar una solución legislativa. La fecha límite pasó el 5 de marzo sin acuerdo, tras el rechazo en el Senado de tres propuestas para reformar las leyes migratorias. Así, el futuro de los jóvenes llegados de la mano de sus padres al país de forma ilegal cuando eran niños quedó en el limbo.

Dos cortes de California y Nueva York anularon la decisión de Trump de eliminar DACA, pero el Departamento de Justicia recurrió la decisión; ahora queda pendiente de la Corte de Apelaciones y, casi con seguridad, de la Corte Suprema, lo que retrasará el veredicto varios meses. Entre tanto, DACA sigue en vigor, aunque sólo para los casi 700.000 jóvenes que ya se beneficiaban del programa; nadie más puede sumarse, porque el Gobierno federal no acepta peticiones.

comments – add yours
×