Trump: habría entrado a la escuela durante masacre, aún sin armas
Getty Images
El presidente Trump insistió en que él hubiese entrado a la secundaria Marjory Stoneman Douglas a detener al atacante de la masacre del pasado 14 de febrero, aunque no hubiese tenido un arma en su poder.
Por Telemundo Chicago

El presidente Donald Trump le dijo a los gobernadores de la nación el lunes que el país “transformará nuestra pena en acción” tras el tiroteo masivo en una escuela secundaria de Florida, en conferencia con los líderes estatales antes de un impulso en el Congreso para responder a la última masacre.

“Tenemos que actuar”, declaró Trump.

Dirigiéndose a los gobernadores, Trump volvió a mencionar las fallas de los oficiales que no detuvieron al pistolero de Florida que llevó a cabo la masacre, diciendo que “no eran exactamente los ganadores de la Medalla de Honor”. El presidente sugirió que si él o los gobernadores hubieran estado en esa posición, habrían actuado.

“No lo sabes hasta que estés en esa situación, pero realmente creo que hubiese corrido allí adentro, incluso si no hubiese tenido un arma y creo que la mayoría de la gente en esta sala también lo habría hecho”, dijo Trump.

Fanáticos por las armas: qué es la poderosa NRA

Getty Images

Bajo la presión de actuar para frenar la violencia armada en los terrenos de la escuela, Trump solicitó la opinión de los jefes ejecutivos del estado durante las reuniones del lunes en la Casa Blanca. Los gobernadores están en Washington para su reunión anual de invierno.

“Nuestra nación está desconsolada. Seguimos lamentando la pérdida de tantas vidas jóvenes preciosas e inocentes”, dijo Trump durante una reunión con 39 gobernadores. “Pero convertiremos nuestro dolor en acción. Debemos actuar”.

Diecisiete estudiantes y maestros fueron asesinados en un tiroteo del Día de San Valentín en la secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, lo que desató una protesta pública de nuevo.

El presidente señaló varias ideas que han salido a flote desde el tiroteo, incluyendo una mejora en el chequeo de los antecedentes para quienes vayan a comprar armas, o también armar a los maestros y reabrir instituciones mentales. También sugirió que se aumente la edad mínima para la compra de armas de asalto, así como el pago a los maestros de bonificaciones por portar armas ocultas como una forma de evitar posibles tiradores.

Trump también se comprometió a reclasificar algunos dispositivos automáticos llamados “bump stocks, que convierten a los fusiles en especie de una ametralladora, para hacer que los dispositivos sean más difíciles de adquirir, independientemente de si el Congreso toma medidas o no.

Trump dijo que almorzó durante el fin de semana con líderes de la Asociación Nacional del Rifle, incluidos Wayne LaPierre y Chris Cox, y dijo que los funcionarios de la NRA (Asociación Nacional del Rifle, por sus siglas en inglés) “quieren hacer algo” para abordar el problema.

Trump dijo que “no hay un fan más grande de la Segunda Enmienda que yo”, pero es necesario impulsar los controles de antecedentes y garantizar que un “enfermo” no pueda obtener un arma. También sugirió que la mitad de los gobernadores en la sala temen al grupo, pero que no deberían estarlo.

“No se preocupen por la NRA”, dijo Trump. “Están de nuestro lado”.