Este fin de semana han comenzado los tradicionales desfiles de las escuelas de samba brasileñas, mientras que en Oruro, Bolivia, miles de bailarines tomaron las calles de la ciudad.