Leave a comment

Con un touchdown muy ajustado a sólo dos minutos del final del partido, y una última jugada agónica que lo pudo cambiar todo, los Eagles de Filadelfia arrebataron este domingo el trono del football al legendario equipo de los Patriots de Nueva Inglaterra, liderados por Tom Brady y ganadores de dos de los últimos cuatro Super Tazones.

Filadelfia se lleva así su primera Super Bowl por 41 a 33: este año, Brady no pudo resucitar a tiempo. Pero cerca estuvo.

Fue el mariscal de campo reserva de los Eagles, Nick Foles, quien hizo historia en el U.S. Bank Stadium de Minneapolis, completando 28 de 43 pases, incluidos tres para touchdown. A la tercera (tras 1981 y 2005), los Eagles obtuvieron el triunfo. El mariscal de campo de los Patriots, Tom Brady, no logró una remontada milagrosa como hace un año en Houston, pese a completar 28 de sus 48 pases con tres envíos de touchdown.

En la jugada final, el balón voló sobre un melé de jugadores en la zona de touchdown… pero cayó al suelo:

comments – Add Yours