Leave a comment
Police Arrest Parents After Escaped Child Calls 911 On Parents Who Kept 13 Siblings Restrained In Shackles

Source: Marcus Yam / Getty

Los abuelos de los 13 niños hambrientos y torturados dicen que la familia de su hijo parecía feliz y saludable cuando visitaron California por última vez hace seis años. “Eran como cualquier familia común”, dijo Betty Turpin, la madre de 81 años de David Turpin. “Y tenían tan buenas relaciones. Esos niños, estábamos asombrados. Eran de decir ‘cariño’ esto y ‘cariño’ lo otro entre ellos”.

Betty Turpin y su esposo James Turpin de Princeton, Virginia Occidental visitaron a la familia de su hijo durante cinco días en su hogar anterior en Murrieta, California.

Betty Turpin sostuvo al Southern California News Group que todavía están en estado de shock al enterarse de que su hijo y su esposa fueron arrestados esta semana, sus hijos, de entre 2 y 29 años, encontraron desnutridos y algunos con grilletes.

Se espera que David y Louise Turpin, encarcelados bajo fianza de 9 millones de dólares, hagan su primera comparecencia en la corte el jueves, y podrían enfrentar cargos que incluyen tortura y poner en peligro a niños, dijeron las autoridades. Los fiscales planean una conferencia de prensa para más temprano en el día.

Betty Turpin afirmó que su hijo le dijo que tenía tantos hijos porque Dios quería que lo hiciera. Ella sostuvo que su hijo compartía su fe cristiana pentecostal, pero que no estaba afiliado a una iglesia en California. “Siento que fueron cristianos modelo”, aseguró. “Es difícil creer todo esto. Con los años, el Señor sabe lo que pasó”.

James Turpin dijo durante su visita, “todos me parecieron bien ajustados. No eran flacos ni nada. Estuvieron felices de vernos”. Agregó que ahora están tratando con trabajadores sociales para tratar de comunicarse con sus nietos, que están hospitalizados mientras se recuperan de su dura experiencia de años.

El miércoles, las autoridades registraron el hogar actual de la pareja en Perris, a 60 millas al sudeste de Los Ángeles, donde una de las hijas, una joven de 17 años, saltó por la ventana y llamó al 911 el domingo. Los investigadores retiraron docenas de cajas, lo que parecían ser dos cajas fuertes y pedazos de un armazón de cama.

comments – add yours
×