Leave a comment
Big bell

Source: ondacaracola photography / Getty

Nury Chavarria llegó a los Estados Unidos en 1993 de Guatemala y es una madre de cuatro hijos que iba a ser deportada por el ICE. El miércoles la orden vino de una corte federal que permite Chavarria a quedarse en una iglesia de New Haven, Connecticut.

Chavarria tiene 43 años y nunca ha tenido penales, pero sí es una madre de niños de 9 a 21 años de edad. Al su llegada a los Estados Unidos ella pidió asilo político pero fue denegado.

Entonces, con las noticias que le iban a deportar, entró la iglesia para pedir por refugio. El mayor de la puebla en Connecticut junto con otras autoridades le permiten un permiso para quedar. El permiso en este momento es temporal.

Sin embargo, es buenas noticias para Chavarria. “Estoy muy emocionada y agradecida con Dios. Es una noticia muy buena para mi y mi familia, le quiero dar gracias a todas las personas que estuvieron conmigo en este momento tan difícil, desde el principio hasta hoy. Ahora voy a lorar pero de alegría, no de tristeza como el día 20 que tenía que regresar a mi país.”

comments – add yours
×