CLOSE
TURKEY-SYRIA-QUAKE

Source: YASIN AKGUL / Getty

El terremoto que azotó Siria y Turquía el lunes ha dejado una impresionante cantidad de muertos y heridos. Hasta el viernes 10 de febrero, se estima que el número de víctimas fatales alcance más de 22,300. Los equipos de rescate siguen trabajando incansablemente para buscar supervivientes entre los escombros y brindar ayuda a las personas afectadas por este desastre natural.

La situación humanitaria en Siria es particularmente complicada debido a la guerra civil que ha azotado el país. La guerra ha destruido hospitales, causando problemas en el suministro de electricidad y agua. La ONU solo puede enviar ayuda a las zonas rebeldes a través de la frontera con Turquía, y la ayuda humanitaria es difícil de llegar debido a las restricciones impuestas por el régimen sirio.

Sin embargo, la diplomacia turca ha afirmado que está trabajando para abrir más puntos de paso para brindar ayuda humanitaria en Siria, y el gobierno sirio ha anunciado que autorizará el suministro de ayuda internacional a las zonas controladas por los rebeldes. Además, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha exigido un alto el fuego inmediato en Siria para facilitar el suministro de ayuda.

El director general de la Organización Mundial de la Salud y la presidenta del Comité Internacional de la Cruz Roja también han anunciado su viaje a Siria para brindar asistencia y apoyo a las personas afectadas por el terremoto. En general, la comunidad internacional está trabajando junta para brindar ayuda y aliviar el sufrimiento de las personas afectadas por este trágico evento.