MEXICO (AP) — México modificó su ley penal para que el presidente pueda indultar a una persona sentenciada cuyos derechos humanos hayan sido violados y el primer beneficiario será un profesor indígena tzotzil que según organizaciones nacionales e internacionales ha estado 13 años en prisión de manera injusta.

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que apenas entre en vigor la ley -lo que ocurrirá el jueves- otorgará el indulto al profesor Alberto Patishtán, detenido en junio de 2000 acusado de participar en una emboscada y el asesinato de siete policías en Chiapas, un estado del sur de México marcado en hace unos años por el surgimiento del rebelde Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

El profesor indígena, de 41 años, y su defensa han sostenido desde el principio su inocencia pero pese a recurrir a todas las instancias judiciales -incluida la Suprema Corte- no pudieron revertir su sentencia a 60 años de prisión por los delitos de lesiones, homicidio calificado y portación de armas.

Organizaciones como Amnistía Internacional han realizado una campaña a favor de Patishtán por considerar que su proceso estuvo plagado de irregularidades. Su caso llegó hasta el Congreso, donde varios legisladores vieron como la única posibilidad de beneficiar al profesor la modificación de la ley para que pudiera recibir un indulto presidencial.

Previamente aprobada por el Senado, la Cámara de Diputados avaló el martes modificaciones al Código Penal que señala que el presidente podrá conceder el indulto “de manera excepcional” y por cualquier delito del orden federal o común a un sentenciado “cuando existan indicios consistentes de violaciones graves a los derechos humanos de la persona sentenciada”.

×